may
15

RECOMENDACIONES TIC PARA LAS PYMES

Author Alberto Alcocer    Category TECNOLOGIA     Tags

Aunque es importante ser realistas cuando hablamos de nuevas tecnologías, debemos tener en cuenta la gran importancia de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) como factor de transformación de la actividad económica. En los últimos años han contribuido de manera significativa al alto crecimiento de algunos países de la OCDE y han supuesto una revolución en los negocios mejorando la organización en el trabajo, ayudando a empresas a reducir costes en tareas rutinarias, llevando la innovación a los servicios, las manufacturas, etc.

    · El potencial del comercio electrónico, principalmente el B2B, es todavía enorme. 
    · La política del “e-gobierno” debe fomentar el uso de las nuevas tecnologías. 
    · La reforma reguladora de la industria de las telecomunicaciones para mejorar el acceso a las TIC aumentará la   competitividad. 
    · Es necesario construir un clima de confianza en torno al uso de las TIC tanto para las empresas como para los consumidores.

Estas son las razones que hacen que los gobiernos deban tener las TIC muy en cuenta tanto como motor de crecimiento como de cambio económico. Para estos fines, son necesarias políticas con capacidad para apoyar y hacer visibles los beneficios de las TIC, así como para limitar sus posibles efectos negativos. Todo ello desde la máxima que rige este tipo de tecnología y es que “cuanta más gente las use, mayores serán los beneficios que produzca”. Lo que nos lleva, o más bien debería llevar a nuestros gobiernos, a emplear políticas que inciten el empleo de las TIC a través de la competitividad (que permitirá una disminución en los costes) y de la generación de confianza en las nuevas posibilidades.

 Así pues, pasamos a enumerar lo que consideramos recomendaciones clave en la consolidación de las TIC:

La importancia del “e-commerce”: aunque el comercio electrónico se ha extendido rápidamente en los últimos años, su potencial todavía es enorme, especialmente en el ámbito empresarial (B2B); tanto en empresas nuevas con innovadoras líneas de negocio como en los sectores tradicionales. Es un medio para reducir costes de las transacciones relacionadas con la producción y distribución de mercancías y servicios. Mejora la comunicación, permitiendo una mayor competitividad al disminuir precios y crear mercados mayores y más transparentes.

Enfocar los esfuerzos de la política en aumentar el uso de las nuevas tecnologías: disponer de un sector TIC fuerte dará soporte al crecimiento, aunque no es un requisito previo. Intentar desarrollar un sector manufacturero TIC es costoso y complicado y no necesariamente implicará un rápido crecimiento económico. Lo realmente fundamental, y por lo tanto objetivo final, es el uso generalizado de las TIC en todo el entramado económico para impulsar la mejora en la productividad y el crecimiento de la innovación.

Aumentar la competitividad y continuar con la reforma reguladora de la industria de las telecomunicaciones para mejorar el acceso a las TIC: una de las razones más importantes por las que algunos países de la OCDE están acogiendo muy lentamente las TIC es la insuficiente competencia interna. Y es que la inversión y la difusión de las TIC no depende exclusivamente de los costes propios de la inversión, sino también de los costes asociados de comunicación y uso. Así pues, los países que llevaron a cabo una temprana liberalización del sector de las telecomunicaciones, ahora disfrutan de unos costes mucho menores y, consecuentemente, de un empleo y una difusión mayores de las TIC que aquellos otros que liberalizaron mucho más tarde (véase el caso de Australia, Italia o España).

Mejorar las condiciones de acceso a las infraestructuras de comunicación local es especialmente importante y requerirá de políticas efectivas para romper monopolios y establecer marcos de trabajo interconectados. Tales políticas también ayudarán a mejorar el acceso a unos servicios de comunicación de alta velocidad.

Garantizar la competitividad suficiente en hardware y software a menores costes: son importantes en este contexto políticas efectivas de competitividad en las relaciones laborales, menores barreras al comercio internacional, incentivos a la inversión y unos regímenes fiscales nacionales que lo apoyen.

Construir un clima de confianza en torno al uso de las TIC tanto para las empresas como para los consumidores: es necesario que los gobiernos sigan trabajando con las empresas y con la sociedad civil, y les sirvan de guía para establecer marcos de trabajo flexibles, regulando la seguridad y privacidad, protegiendo al consumidor, de modo que aplicaciones TIC como Internet sean más seguras y dignas de confianza.

Hacer del “e-gobierno” una prioridad: ofrecer servicios públicos, cobrar impuestos y ofrecer bienes aumentará la eficiencia gubernamental reduciendo costes y construyendo, predicando con el ejemplo, ese clima de confianza sobre las aplicaciones TIC. 

Post comment

Últimos Artículos




Siguenos en Facebook

Lo más leído

Categorías

CATEGORIAS

Blogroll