nov
10

INNOVAR EN TIEMPOS DE CRISIS

Author Alberto Alcocer    Category INNOVACION     Tags

La innovación siempre ha sido un tema delicado, casi tabú, del cual prácticamente no se habla, o se prefiere no hablar. Por lo menos en las empresas españolas, de las cuales prácticamente el 90% de ellas son Pymes de menos de 10 empleados.

El concepto de innovación en España, ya sea por equivocación o por desinformación, siempre ha estado asociado a las I+D+I. En muchas de mis visitas como consultor a empresas de todo tipo, la respuesta que más he oído es “¿Innovacion?… no, no tenemos ni presupuesto ni medios para un departamento de I+D…. Y sin embargo, lo cierto es que muchas de estas empresas, a lo largo de su vida han estado continuamente innovando sin saberlo, introduciendo nuevos productos o mejoras en los ya existentes, creando nuevas áreas de negocio o incluso mejorando sus procesos internos. Pero para ellos, el termino innovación como concepto es algo muy lejano

En tiempos de crisis la innovación se perfila como una de las mejores soluciones para salir de la dichosa crisis. Lo que está claro es que en estos tiempos de web 2.0, de internet y de tanta tecnología, lo principal que deben hacer las empresas es reinventarse y orientarse directamente hacia el cliente. Bien sea con nuevos productos, con precios más bajos o incluso con mejores servcios, pero se debe ser capaz de ofrecer algo diferente al resto, algo por lo que un cliente nos elija a nosotros y no a la competencia. LA diferenciación o la especialización, sin duda son dos aspectos fundamentales.

Otro, por ejemplo, es la mejora de los procesos de “conocimiento del cliente”. Muchas veces, cuando le hablo alguna empresa de CRM, me dice que ya tienen un programa en el ordenador, pero que nadie lo utiliza. Craso error. Un CRM no es un software, sino una metodología de trabajo adquirida como rutina por todos los empleados de una empresa, que se apoya en un soporte informático, y cuyo fin ultimo es el conocimiento de nuestros clientes. Si somos capaces conocer sus hábitos de compra, la frecuencia de su compra, y los importes medios de su compra, al cabo del tiempo, quizás seamos capaces de predecir qué y cuando va a comprarnos. Y solo entonces serenos capaces de anticiparnos a sus necesidades, y quién sabe si podremos prepararle una oferta especial con los productos que el siempre suele comprar, más alguno más que le propongamos para al final, lograr vincularlo con más productos / servicios de nuestra empresa, y por supuesto, fidelizarlo. Mágica palabra esta última. Fidelizar. Es de libro, es diez veces más caro y difícil conseguir un cliente nuevo que fidelizar a uno ya existente. ¿A qué esperamos pues?.

Post comment

Últimos Artículos




Siguenos en Facebook

Lo más leído

Categorías

CATEGORIAS

Blogroll