sep
11

SHOWROOMING. BUSCO Y COMPARO OFFLINE, Y SI ME GUSTA LO COMPRO EN INTERNET

Author Alberto Alcocer    Category E-COMMERCE     Tags

Showrooming. Busco y comparo offline y si me gusta lo compro en internet“Busque, compare y si encuentra algo mejor cómprelo”. Nunca esta máxima tan sencilla ha tenido tanta validez hasta la irrupción, en los hábitos de compra de los clientes, del showrooming. El showrooming consiste en acudir a una tienda física a ver y probar un producto para una vez “testeado”, buscarlo en un portal de comercio electrónico y si está más barato adquirirlo a través de Internet, ya sea mediante el portátil, tablet o móvil.

Según un informe difundido por TNS-Sofres, el showrooming es un hábito que empiezan a practicar el 33% de los consumidores a nivel mundial y el 54% a nivel europeo, situándose en España en el 63% de los usuarios que se encuetran muy condicionados, evidentemente, por la actual situación de crisis económica.

Pero no solo lo que busca el cliente a través de Internet es un mejor precio. También desea obtener información detallada del producto, compararlo con otros de similares características, y conocer los comentarios de personas que ya han experimentado con él y puedan aconsejarle mediante una opinión o valoración personal.

Esta situación está haciendo que actualmente nos encontremos ante un tipo de cliente mucho más reflexivo en su actitud hacia la compra, mucho más informado sobre las características y cualidades del producto, y mucho más atento a cuestiones de precio relacionadas con rebajas o descuento sobre el mismo.

Sin duda que la aparición de las nuevas tecnologías y el desarrollo del marketing móvil han permitido que la práctica del showrooming se haya extendido de forma considerable, pues además, los distintos dispositivos existentes permiten tener acceso a Internet desde cualquier y en cualquier momento.

Lógicamente, el mayor perjudicado de esta práctica del cliente está siendo el pequeño y mediano comercio. Ya no solo tiene que competir a nivel local con los comercios y grandes almacenes que le rodean, sino que ahora también compite con empresas y portales que desarrollan su actividad a nivel global y que ya no son exclusivamente Amazon o Ebay, sino también cualquier web que haga ecommerce.

Para conseguir hacer frente al showrooming, existen algunas armas que el pequeño y mediano comercio puede utilizar. Por ejemplo, ofrecer facilidades en el cambio o devolución de un producto, favorecer la compra inmediata mediante el argumento del “llévatelo puesto”, o la generación de ofertas y descuentos exclusivos para los clientes que acudan a la tienda física.

También incidir en las ventajas que tiene la compra en establecimientos físicos puede suponer un aspecto importante para combatir el showrooming; ahorro en los gastos de envío que tiene sobre la compra online, evitar los posibles problemas logísticos que puedan surgir o la atención personalizada que los empleados del establecimiento pueden ofrecer si esta es requerida por el cliente.

En definitiva, el showrooming está suponiendo un reto importante para los pequeños y medianos comercios, pero si se afronta de forma inteligente y competitiva puede convertirse en una oportunidad clara de cara a recuperar al cliente ofreciéndole un valor añadido que solo ellos pueden dar.

¿Qué otros motivos creéis que impulsan a la gente al showrooming? ¿Son acertadas algunas medidas realizadas por los comercios como cobrar por enseñar los productos?

Post comment

Últimos Artículos




Siguenos en Facebook

Lo más leído

Categorías

CATEGORIAS

Blogroll